domingo, 27 de abril de 2014

Los 'inquietantes' amistosos de la selección española en plena Segunda Guerra Mundial


Los jugadores de la selección antes del choque en Berlín
 Aunque este blog se centra fundamentalmente en la Guerra Civil, hoy hemos decidido adentrarnos en un episodio que tuvo lugar tres años después de que acabara el conflicto. En 1942, las consecuencias de la contienda seguían haciendo mella en la sociedad de nuestro país aunque justo en esa época se desarrollaba otra guerra a nivel mundial y a una escala superior. El hambre y las malas condiciones de vida afectaban al día a día de casi todos los españoles que encontraban en el fútbol y una de las pocas vías de escape posible.

En plena II Guerra Mundial, el presidente del Consejo Nacional de Deportes, el famoso General Moscardó (héroe del Alcázar de Toledo) recibió la invitación de la Alemania de Hitler para que las dos naciones disputaran un partido de fútbol amistoso. Se trataba de un duelo que serviría para homenajear a los combatientes españoles de la División Azul que luchaban junto a los germanos en el frente soviético y ya de paso para conmemorar la ayuda de la Legión Cóndor a la España de Franco durante la Guerra Civil.

En menos de diez días el General Moscardó y Javier Barroso, presidente de la Federación Española de Fútbol, tuvieron que organizar una expedición de futbolistas para viajar a Berlín, el corazón del nazismo con lo que ello significaba. El partido no solo supondría un riesgo por el desplazamiento en plena II Guerra Mundial sino que también significaba un acto propagandístico para la Alemania del III Reich.

El viaje a Berlín de la selección española fue el primer desplazamiento serio del combinado nacional después de la Guerra Civil. Desde 1939, España solo había disputado un encuentro amistoso lejos de nuestras fronteras y fue en Portugal en el año 1941. El resto de duelos disputados por la 'Roja' hasta 1942 se disputaron en territorio español ante Suiza y ante Francia. La expedición española que iba a viajar a Berlín en 1942 tan solo estaba formada por una treintena de personas. Ante todo pronóstico, el areropuerto de Barcelona fue el designado como punto de partida: dos aviones del Ministerio del Aire trasladaron a futbolistas, cuerpo técnico y políticos que eran los que formaban el grupo que disputaría su partido amistoso en la Alemania de Hitler.

El General Moscardó tuvo que preparar una expedición

Cuentan algunas fuentes que Eduardo Teus, seleccionador español por aquel entonces, tuvo que hacer malabares para convencer a muchos de sus jugadores para que acudieran a la cita berlinesa. Con su exquisita educación -era abogado del Estado- supo hacer ver a sus propios hombres que lo más "sensato" era participar en el amistoso de Berlín, sobre todo para no tener problemas con la justicia franquista. Algunos de los futbolistas que afrontaron 'casi obligados' el partido en Alemania habían tenido, en cierta manera, un pasado republicano. Es el caso del portero Alberto Martorell que durante la Guerra Civil había ejercido como médico en un hospital anarquista de Barcelona y que fue inhabilitado durante una temporada por haber "colaborado con los rojos". También fue el caso de Andrés Mateo Vilches, un gaditano que a los pocos meses de estallar el conflicto decidió huir a Gibraltar para evitar participar directamente en los combates.

Del partido entre Alemania y España no hay demasiados datos en los archivos. A través de las hemerotecas hemos podido leer varias crónicas de lo que supuso aquel duelo disputado el 14 de abril de 1942 en el Estadio Olímpico de Berlín, el mismo escenario en el que se desarrollaron los JJOO de 1936. El mítico periodista de ABC, Alberto Martín (conocido con el seudónimo de Juan Deportista) contaba en su crónica que más de 100.000 espectadores siguieron in situ el encuentro al que asistieron un gran número de personalidades del régimen nazi:
"El aspecto de las graderías del enorme Estadio, coronado por las banderas española, alemana e italiana, es sencillamente imponente, como no se recordaba desde la Olimpiada de 1936. El sitio de honor era para los soldados de la División Azul que se encuentran en Berlín, algunos de ellos acompañados por enfermeras" 
Los espectadores del Alemania - España / Archivo Polaco

Entre los espectadores de lujo que presenciaron el partido y participaron en los actos previos al mismo se encontraba el teniente coronel Gómez de Zamalloa, todo un héroe para el Ejército franquista durante la Guerra Civil y que se encontraba en esos instantes dirigiendo un destacamento de la División Azul. Vemos de nuevo otro fragmento de la crónica de Juan Deportista:
"La bandera española ocupó un sitio preferencial, colocada entre la italiana y la alemana. Suenan en primer término los acordes del Himno Nacional español y el público en pie saluda con el brazo en alto. El espectáculo es impresionante, coreándose al terminar, vítores de viva España. Después, en medio de un silencio absoluto se interpretó el himno alemán, produciéndose después vivas a Alemania y a Hitler" 

El partido en Berlín entre España y Alemania transcurrió futbolísticamente sin contratiempos salvo la lesión de Mundo (unos años más tarde sería todo un ídolo en Valencia) que fue sustituido por el delantero del Barça Martín. El duelo terminó con empate a uno. Aunque el guardameta Martorell estaba siendo el mejor de la 'Roja', el cancerbero del Espanyol nada pudo hacer para evitar el 1-0 alemán tras una gran jugada de contrataque en el minuto quince de la segunda mitad. En la recta final del choque, España lograba el empate gracias a un penalti que transformó el canario del Atlético Aviación Paco Campos tras una caída de Emilín en el área contraria.

Tras el partido, los jugadores españoles participaron en diversos actos de promoción realizados por el departamento de propaganda nazi. Toda la expedición de nuestro país visitó el Ayuntamiento de Berlín acompañados en todo momento por el embajador de España, el presidente de la Federación Española de Fútbol y el teniente coronel Zamalloa. Los responsables del equipo tuvieron, además, una reunión con Von Tschammer und Osten, el presidente del Comité Olímpico Nazi, que moriría un año más tarde víctima de una pulmonía.
A la izquierda, Gabilondo, capitán de España / Libro todo
sobre la selección

Cinco días más tarde de jugar en Berlín, la expedición española se desplazó hasta Milán para disputar otro amistoso en Italia. En esta ocasión, los componentes del equipo nacional tendrían que jugar un partido de exhibición ante una selección italiana plagada de militares y con la presencia en las gradas de los más altos responsables del Gobierno de Musollini. El choque fue un esperpento para la selección que perdió por 4-0, uno de los resultados más humillantes que había sufrido España en los últimos tiempos. Cuentan que la humillación fue tal por el 4-0, que los responsables deportivos del régimen franquista prohibió los partidos fuera de nuestro país hasta tres años más tarde. Efectivamente, ese encuentro en Milán fue el último de la selección hasta 1945.

¿Quién formaba parte de la expedición?

- Alberto Martorell. Portero del Espanyol y uno de los grandes guardametas que ha tenido España a lo largo de su historia. Su presencia en aquella expedición creó algunas suspicacias ya que durante la Guerra Civil estuvo trabajando como médico en un hospital anarquista de Barcelona. Pese a  no haber participado en ningún combate, fue sancionado tras la guerra, a un año de inhabilitación por no haberse pasado a la zona 'nacional'.

- Ricardo Teruel, defensa nacido en Asturias aunque afincado en Barcelona desde que era un niño. En 1942 tenía 25 años. Antes de la guerra jugó en el Espanyol y después del conflicto continuó haciéndolo en el equipo perico.

- Juan Ramón Santiago: defensa vizcaino nacido en 1912. Jugó en el Valencia, equipo en el que fue capitán en la década de los cuarenta.

Estos son varios de los expedicionarios españoles / Archivo
Polaco
- Ramón Gabilondo. Nació en 1913, por lo que tenía 29 años cuando se disputó el encuentro.  Tras jugar en el Valladolid y en el Atlético de Madrid, este defensa ejerció como médico llegando a trabajar en el Hospital Niño Jesús de Madrid. También fue presidente de la Federación Castellana de Fútbol y durante varios meses fue seleccionador nacional.

- Germán Gómez Gómez. Este medio cántabro nacido en 1914 era Junto a Gabilondo y Machín  los tres mosqueteros del Atlético de Madrid, como eran apodados por la prensa. Antes de la guerra había jugado en el Rayo Cantabria y el Racing. Durante la guerra estaba enrolado en el Atletico Aviación.

- Andrés Mateo Vilchez. Gaditano de Algeciras de 24 años. Antes de la guerra vistió la camiseta del Algeciras, Linense y Tetuán. Después de la misma jugó en el Cádiz y en 1941 en el Sevilla. Disputó algunos partidos amistosos en la zona de la Línea para Franco hasta que se metió en el Peñón de Gibraltar.

- Epifanio Fernández 'Epi': tenía 20 años cuando acabó la Guerra Civil. Su carrera futbolística se forjó en los años 40 llegando a ser uno de los mejores laterales de la historia. Jugó en el Valencia aunque antes lo había hecho en el Donosti. Durante la contienda participó en el partido de exhibición que disputó España ante Portugal en 1937.

- Mundo: (Edmundo Suárez Trabanco): Baracaldo. En 1942 tenía 26 años. Fue un histórico del Valencia. Uno de los máximos goleadores de la historia solamente comparado con Di Stefano, Quini, Messi, Zarra, Hugo Sánchez. Fichó por el Athletic Club, pero al realizarse esta incorporación en territorio republicano no fue considerada válida por el régimen franquista por lo que al finalizar la guerra quedó libre. En el año 1939 el ejército franquista creó un equipo, el Recuperación de Levante, del que formaron parte diversos jugadores que habían batallado en la región militar de Levante. Dicho equipo fue el elegido por el Valencia C. F. para debutar después de la contienda. El Valencia C. F., tras verlo en acción, no desaprovechó la oportunidad y lo fichó.

- Francisco Campos Salamanca, Paco Campos. Jugó en equipos canarios hasta que fichó por el Atlético despues de la guerra. Fue también entrenador. En la guerra había estado en aviación con Franco.

- Emilín: 30 años. Natural de Asturias. Jugó en el Oviedo, después se marchó un año cedido al Barça y en 1941 vuelve a Oviedo.

- Jesús 'Chus' Alonso: futbolista de origen cubano que militaba en 1942 en las filas del Real Madrid.

- Gorostiza: jugador mítico del Athletic de Bilbao. Aunque no jugó en Berlín, sí que lo hizo en Milán algunos minutos. Durante la Guerra Civil hay que recordar que participó en la gira extranjera de Euskadi para recaudar fondos a favor de la República aunque luego desertaría y conseguiría pasarse a la España nacional donde combatiría con los requetés.

Fuentes consultadas:

- Hemeroteca Nacional
- Todo sobre la selección española, Emilio Martialai
- Bdefutbol
- Hemeroteca Mundo Deportivo

Noticias relacionadas:

- La maldición rojiblanca durante la Guerra Civil
http://guerraenmadrid.blogspot.com.es/2013/11/la-maldicion-rojiblanca-el-tragico.html
- Ángel Arocha, el ídolo olvidado del Atlético de Madrid:
http://guerraenmadrid.blogspot.com.es/2013/10/angel-arocha-el-idolo-olvidado-del.html
- La verdadera historia de Ricardo Zamora en la Guerra Civil:
http://guerraenmadrid.blogspot.com.es/2012/01/tuvo-que-huir-de-espana.html
- Los futbolistas vascos del Real Madrid que dejaron España para jugar con Euskadi
http://guerraenmadrid.blogspot.com.es/2012/10/la-guerra-trunco-la-carrera-de-tres.html

3 comentarios: